Las claves para la inversión en 2011 de Merrill Lynch Wealth Management

Mantener una cartera bien diversificada, buscar rentabilidad recurrente y protegerse contra la inflación
07:17 | 20/01/2011 | POR Funds People

Para este año, en Merrill Lynch Wealth Management prevén un crecimiento global del 4,5%, con un gran desequilibrio entre las economías desarrolladas y las emergentes, creen que la debilidad del euro se mantendrá y esperan que los tipos de interés se mantengan bajo a medio plazo. Ante esta expectativa, sus recomendaciones a la hora de invertir se resumen en tres principios: mantener una cartera bien diversificada, buscar rentabilidad recurrente y protegerse contra la inflación.

Bill O´Neill, director de inversiones de la división de banca privada del banco estadounidense para EMEA, ha visitado Madrid estos días para presentar la visión macroeconómica y la estratégica de la entidad. En líneas generales opta por la bolsa y las materias primas frente a la deuda pública o corporativa y recomiendan enfocarse en fuentes de crecimiento estables y evitar la tentacion de caer en mercados que han subido por exceso de liquidez. Según O´Neill, las mejores oportunidades de inversión en renta variable están en los mercados emergentes de menor capitalización, en la bolsa del Reino Unido y en las grandes compañías europeas. Por sectores, recomienda el de la energía, con el petróleo y el gas natural como grandes subsectores, y el de las telecomunicaciones.

Respecto al crecimiento global, desde la entidad creen que habrá un gran desequilibrio entre los países desarrollados (2.5%) y los emergentes (6,5%). “Estamos en una situación en la que un tercio del mundo genera dos tercios del crecimiento y esta tendencia va a seguir así en el futuro”, asegura O´Neill. En su opinión, el talón de aquiles de los mercados emergentes es la inflación aunque asegura que los gobiernos de esos países están ya tomando medidas para que no aumente esta situación.

Considera O´Neill que el mundo desarrollado atraviesa actualmente un periodo excepcional, en el que los estímulos públicos están manteniendo una situación insostenible a medio plazo. A lo largo del año, espera que la spolíticas monetarias continúen siendo flexibles, a fin de apoyar una recuperación aún desequilibrada. Cree que la posición del BCE y del Reino Unido será laxa mientras que la Reserva Federal deberá mantenerse a la espera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.