¿Es conveniente o no mostrar los tatuajes en el trabajo?

tatuaje-buscar-trabajo_552074685

Estudio realizado por Grupo Empléate revela que el 80% de las empresas venezolanas no tienen normativas o políticas que les impida contratar a personas con tatuajes. El 87% de la muestra reconoce tener o haber tenido dentro de su staff, empleados tatuados.

Caracas 9 de junio.- Los tatuajes dejaron de ser inusuales para convertirse en una moda que, como tal, puede llevar cualquier persona, independientemente de su edad, sexo u ocupación. Forman parte del ritual urbano, de allí la inquietud para muchos es si es conveniente o no, exhibirlos dentro del entorno laboral.

El Grupo Empléate realizó una consulta dentro de su base de datos, tanto a las gerencias de Recursos Humanos de las organizaciones como a los profesionales que buscan oportunidades laborales y encontró que el 80% de las empresas no tiene ninguna normativa o política que les impida contratar personas con tatuajes. Además registro, un 87% de la muestra reconoce que trabaja con empleados tatuados.

El 40% de los encargados del área de RRHH considera que una persona con tatuajes puede ocupar un cargo dentro de la empresa sin ningún impedimento, sin embargo, el 60% señala que debe cubrirlos.

Según los profesionales consultados, con edades comprendidas entre 24 y 35 años, cinco de cada diez tiende a cubrir su tatuaje en el trabajo, ya sea por prohibición de la empresa, imagen personal o formalidad del empleo. El estudio también refleja que las áreas más comunes donde se desempeñan personas con tatuajes son diseño, administración, producción de eventos y periodismo.

Por otra parte, el 40% de los profesionales opina que los tatuajes no afectan su éxito laboral ni su rendimiento profesional, en cambio, un 30% opina que posiblemente sí afecte, mientras que otro 30% señala que depende de la ocasión para exhibirlos.

Testimonios como los de Natalia López, Comunicadora Social, respaldan esta situación: “Es preferible taparlos al momento de una entrevista para dar una “mejor” primera impresión. Una vez que te demuestras como profesional, los tatuajes son lo de menos”.
Testimonios de los encargados del área de RRHH consultados:

– Aunque los tatuajes no determinan el profesionalismo de un individuo, en los ambientes laborales pueden crear prejuicios ante los ojos de las demás personas, por lo tanto, si alguien lo tiene debería cubrirlo para contribuir con un ambiente formal de trabajo.

– No veo mal los tatuajes, creo que va con las personas y sus modos de ser, dependiendo del sitio de trabajo será bueno cubrirlos. Si cumples con tus responsabilidades y eres productivo, no importa si te tatúas. En todo caso, no siempre los que tienen tatuajes son los que visitan clientes, por lo tanto, no sería un mayor problema en una organización.

– Estoy de acuerdo, sin embargo, todo en extremo es percibido negativamente, y en este caso, aquellos que se tatúan exageradamente; quizás no sea bien visto para un cargo profesional. De igual manera, la inteligencia, estrategia y lo eficaz, no dependen de un tatuaje.

Fuente: http://www.mscnoticias.com.ve/wp-admin/post.php?post=61578&action=edit